Congelación de embriones y congelación de óvulos

¿Qué es la congelación de embriones?

La congelación de embriones es un proceso de conservación para obtener uno o varios embriones y preservarlos para su uso futuro en un tratamiento de fecundación in vitro. Estos embriones son el resultado de la fecundación de un óvulo y un espermatozoide en laboratorio, que han sido previamente tratados y están listos para ser implantados en el útero de una mujer.

 

¿Cómo se realiza?

La congelación de embriones es un proceso complejo, que requiere de profesionales con mucha experiencia ya que requiere de una manipulación muy cuidadosa ya que los embriones se sumergen en una solución conocida como crioprotectores, que evita posibles daños por congelación; posteriormente, se colocan cuidadosamente en un sistema de soporte en pajuelas herméticamente selladas, que se sumerge en nitrógeno líquido a -196°C donde se congelarán en cuestión de segundos. Una vez congelados, se almacenan dentro de un tanque de nitrógeno líquido para su conservación, donde pueden durar indefinidamente (el informe con más años de congelación que ha dado un bebé sano en casa es de 30 años).

 

 

¿Cuándo es óptimo plantearse su realización?

Este procedimiento puede realizarse como alternativa para preservar la fertilidad, por ejemplo, en mujeres con enfermedades como el cáncer, en las que tratamientos como la radioterapia, la quimioterapia y algunas cirugías conllevan el riesgo de infertilidad. Asimismo, las parejas que desean retrasar la paternidad para unos años después pueden someterse al proceso de criopreservación de embriones para asegurarse el éxito cuando decidan formar una familia.

Además de lo anterior, durante el tratamiento de fecundación in vitro (FIV) se lleva a cabo la estimulación ovárica, congelación de espermatozoides y fecundación de óvulos para obtener varios embriones, los cuales se desarrollan en cultivo alrededor de seis días, alcanzando el estado de desarrollo embrionario conocido como blastocisto; a partir de este día pueden ser congelados para su uso futuro.

Es importante aclarar que sólo los embriones que son viables y de mejor calidad son los vitrificados ya que algunos no sobreviven el tiempo suficiente, o no tienen las características para pasar por el procedimiento y ofrecer la posibilidad de un embarazo.

Cuando los embriones se van a reutilizar, se desvitrifican sacándolos del nitrógeno líquido y colocándolos en un entorno a 37 °C (98,6 °F) (temperatura ambiente); posteriormente se les aplica un tratamiento de rehidratación celular, sustituyendo los crioprotectores por agua. Antes de realizar la transferencia de los embriones al útero femenino, se confirma su viabilidad.

 

Tasa de éxito

La tasa de embarazo es del 54,2% con embriones congelados y del 44% con nacidos vivos. Esto significa que la transferencia de embriones congelados proporciona una probabilidad muy alta de quedarse embarazada. Con una tasa de embarazo acumulada del 95% en el tercer intento de embarazo.

Los estudios más recientes revelan que la tasa de éxito de la FIV con embriones crioconservados es mayor porque la estimulación ovárica (que forma parte del proceso para obtener óvulos maduros) puede afectar a la capacidad del útero para aceptar el embrión, y recurrir a la FIV unos años más tarde, con los embriones congelados, permite un entorno más “natural” para la implantación.

 

Pros y contras de la congelación de embriones

Antes se pensaba que este proceso conllevaba riesgos, pero los minuciosos estudios realizados sobre los embriones permiten descartar los que presentan algún defecto o la probabilidad de no sobrevivir a la vitrificación, lo que aumenta las posibilidades de transferir embriones sanos y fuertes al cuerpo femenino.

Además, según los estudios, el uso de embriones congelados para tratamientos de FIV conlleva menos complicaciones durante el embarazo y el parto, tanto para la madre como para el bebé. Esto se debe a la preparación del cuerpo femenino y a la selección de los mejores embriones.

Como contras, descubrimos que la congelación de embriones es un método relativamente poco conocido, y que la FIV suele realizarse con embriones frescos, aunque en el proceso se utilicen óvulos crioconservados. Esta situación refleja la complejidad del proceso, así como el debate sobre el número de embriones que se obtienen y qué hacer con los que la pareja no va a utilizar.

 

Costo de la congelación de embriones en México

El proceso de congelación de embriones cuesta varios miles de dólares en Estados Unidos, sumado al costo de las consultas, medicamentos para la estimulación ovárica, pruebas y el precio anual para mantenerlos congelados. Por esta razón, cada vez más parejas optan por viajar a Tijuana, México, donde los tratamientos de fertilidad son impartidos por profesionales a un costo dos veces menor.

 

¿Qué es la congelación de óvulos?

La congelación de óvulos, también conocida como vitrificación de óvulos, forma parte de las técnicas de reproducción asistida que permiten a las mujeres preservar el potencial reproductivo mediante la extracción de óvulos del ovario femenino, que no han sido fecundados, con el fin de conservarlos para su uso futuro.

Pasado un tiempo, los óvulos congelados o vitrificados pueden descongelarse y fecundarse con un espermatozoide en un laboratorio para crear un embrión e implantarlo en el útero femenino mediante la técnica de fecundación in vitro.

 

¿Cómo se realiza?

  • Estimulación ovárica. Una vez que la mujer ha decidido conservar sus óvulos, el especialista le administrará hormonas para estimular los ovarios, madurar varios folículos a la vez y tener un mayor número de óvulos. Este proceso, que dura entre 10 y 12 días, se monitoriza mediante una ecografía vaginal para determinar si realmente se están obteniendo los folículos necesarios y si su número y tamaño es el adecuado.
  • Estimulación de la ovulación. A través de hormonas, el especialista estimulará la ovulación preparándolos para su posterior extracción.
  • Extracción de los óvulos. El especialista extraerá los óvulos mediante una punción para posteriormente seleccionar los óvulos maduros.
  • Preparación. Los óvulos extraídos se sumergen en una solución de sacarosa para eliminar el agua que contienen, evitando que se formen cristales durante la congelación, que pueden dañar las células.
  • Inmersión en nitrógeno líquido. Una vez preparados, los huevos se colocan en el recipiente en forma de tubo y luego se sumergen en nitrógeno líquido a -196 ° C (-320 ° F) para congelarlos en cuestión de segundos.

Desde el momento en que los óvulos se congelan, pueden permanecer en el laboratorio hasta que la mujer decida qué hacer con ellos: utilizarlos para sí misma o donarlos. Cuando se decide utilizarlos con fines reproductivos, se realiza el proceso inverso de desvitrificación y posteriormente se fecundan con esperma de la pareja o de un donante anónimo.

 

 

¿Cuándo es óptimo plantearse la congelación de óvulos?

  • Trastornos que afectan a la fertilidad. Las personas que padecen enfermedades autoinmunes, anemia o experimentan situaciones de diversidad de género pueden congelar sus óvulos para utilizarlos en el futuro.
  • Tratamientos contra el cáncer. La quimioterapia y la radioterapia pueden afectar a la fertilidad, por lo que la congelación de óvulos ofrece a las mujeres que se enfrentan a un cáncer la posibilidad de quedarse embarazadas.
  • Fecundación in vitro. Algunas mujeres que buscan la fecundación in vitro optan por congelar óvulos en lugar de embriones por razones particulares.
  • Decisión de posponer la maternidad. Muchas mujeres deciden dedicar su juventud a su preparación académica y profesional, ya que no se sienten preparadas para tener hijos y planean tener una familia más adelante.
  • En estos casos, las mujeres deben buscar la congelación de óvulos lo antes posible para poder obtener la mayor cantidad y la mejor calidad para su uso futuro.

 

¿Cómo prepararse?

El especialista en reproducción asistida indicará pruebas previas al procedimiento, como:

  • Análisis de reserva ovárica para verificar la cantidad y calidad de los óvulos.
  • Análisis de sangre para descartar enfermedades como VIH; hepatitis B y C, diabetes, entre otras afecciones.
  • Ecografía transvaginal para determinar la función ovárica.

 

¿Cuál es la tasa de éxito?

Este procedimiento permite conservar intactas más del 90% de las células, por lo que existe una tasa de éxito similar a la de los óvulos frescos para realizar la técnica de fecundación in vitro.

 

¿Costo de la congelación de óvulos en México?

En Estados Unidos, el precio de este procedimiento oscila entre los 7,000 y 12,000 dólares sin contar las pruebas, medicamentos, honorarios de especialistas por cada consulta, ni el precio anual por mantenerlos congelados. Sin embargo, una alternativa cada vez más atractiva entre los estadounidenses es viajar a Tijuana, México, donde existen clínicas altamente especializadas como The Fertility Center, y con precios hasta tres veces más bajos.

 

TRATAMIENTO PRECIOS USA

(Otras Clínicas)

PRECIOS MÉXICO

(The Fertility Center)

AHORRO
Congelación de óvulos  $15,000

*Todo incluido 

$6,600

*Todo incluido

56%

 

TRATAMIENTO Congelación de óvulos
PRECIOS USA

(Otras Clínicas)

$15,000

*Todo incluido

PRECIOS MÉXICO
(The Fertility Center)
$6,600

*Todo incluido

AHORRO 56%

*Precios en dólares (USD).

*Precios sujetos a cambios sin previo aviso.

 

El coste de la congelación de óvulos incluye:

  • Tratamiento (extracción de óvulos, monitorización, anestesia y otros).
  • Quirófano (medicación necesaria para el procedimiento y honorarios médicos).
  • Medicamentos (varían según el nivel de estimulación ovárica que necesite la paciente).
  • Almacenamiento (anual).

 

Principales diferencias entre la congelación de óvulos y la congelación de embriones

Ambas técnicas ofrecen opciones valiosas para preservar la fertilidad y abordar diversos retos reproductivos. La elección entre la congelación de óvulos y la de embriones depende de la situación y las necesidades individuales de cada paciente.

Las principales diferencias son:

  • La congelación de óvulos se realiza antes de la fecundación, preservando la fertilidad de la mujer para el futuro.
  • La congelación de embriones se produce después de la fecundación, como parte de un ciclo de FIV.
  • La congelación de óvulos puede ser una opción para las mujeres que desean retrasar la maternidad o que van a someterse a tratamientos médicos que podrían afectar a su fertilidad.
  • La congelación de embriones es habitual en parejas que se enfrentan a dificultades para concebir y se someten a tratamientos de FIV.

 

Preguntas frecuentes

 

Cuánto tiempo pueden permanecer congelados los embriones?

Al igual que los óvulos y los espermatozoides, los embriones crioconservados pueden permanecer almacenados indefinidamente, ya que no caducan ni pierden su calidad durante el proceso.

 

¿Cuántos embriones deben congelarse para garantizar el embarazo?

En función de las características de la paciente, la evidencia científica ha constatado que tres embriones son suficientes para tener un hijo vivo y sano en casa, ya que al tercer intento de embarazo se alcanza una tasa acumulada de embarazo del 95%.

 

¿Qué ocurre con los embriones que no se utilizan?

Los embriones que quedan tras la FIV, y que la pareja ya no necesita, pueden ser donados a la clínica para darlos en adopción a otras parejas que no son candidatas a procesos como la criopreservación de óvulos o espermatozoides y que anhelan tener un hijo por los métodos más naturales posibles.

Si no se desea esto, las clínicas de reproducción asistida ofrecen la opción de descartarlos dejándolos fuera de la incubadora.

 

¿Cómo se eliminan los embriones?

La normativa al respecto varía de un país a otro. En general, se procura criopreservar sólo los embriones necesarios y donar al resto, pero los que se abandonan deben desecharse dejándolos a temperatura ambiente, sumergiéndolos en alcohol o solución salina hipotónica para crear un choque osmótico, y enviándolos posteriormente a un horno de incineración.

El Centro de Fertilidad es una clínica de Reproducción Asistida en Tijuana, donde encontrarás a los especialistas que necesitas para hacer realidad tus sueños de formar una familia; Contamos con instalaciones y tecnología de vanguardia, médicos altamente especializados que continúan capacitándose en los tratamientos más actuales, así como una larga trayectoria de casos de éxito con nuestros pacientes. Agenda tu cita de valoración a través de los medios disponibles en nuestra página web, con gusto te atenderemos.

 

¿Cuánto tiempo pueden permanecer congelados los óvulos?

Pueden durar varios años, sin límite de tiempo, ya que no “caducan” ni pierden calidad con el proceso.

 

¿Cuántos óvulos deben congelarse para garantizar un embarazo?

Los óvulos se recogen y congelan en grupos de ovocitos. Como ya se ha dicho, el organismo femenino sólo libera un óvulo maduro, aunque en cada ciclo menstrual hay de 20 a 50 ovocitos, que se quedan estresados por no poder madurar lo suficiente. Este proceso busca recuperar el mayor número de ovocitos antes de que el organismo los destruya, obteniendo entre 15 y 20 ovocitos, aunque esto depende de la edad y de la reserva ovárica de la mujer.

 

¿Cuál es la mejor edad para congelar mis óvulos y qué ocurre si ya he alcanzado esta edad?

Dado que la fertilidad femenina disminuye a partir de los 35 años, lo ideal es recurrir a la congelación de óvulos antes de esa edad, preferiblemente antes de los 30 ya que, según los estudios, la calidad de un óvulo congelado a los 30 años es superior a la de uno de 35. Sin embargo, cuando las mujeres congelan sus óvulos después de los 35 años, las tasas de éxito de los tratamientos de fecundación disminuyen ya que ha comenzado la etapa natural de declive hormonal.

 

¿Existen riesgos?

Afecciones relacionadas con el uso de medicamentos. Las hormonas que estimulan los ovarios y la ovulación pueden causar inflamación abdominal, náuseas, vómitos y diarrea, además de la posibilidad de desarrollar el síndrome de hiperestimulación ovárica, sin embargo, este riesgo es bajo porque los especialistas monitorean constantemente a la paciente durante el proceso.

Complicaciones en la recolección. Aunque el riesgo es bajo, existe la posibilidad de que la aguja de aspiración utilizada para extraer los óvulos provoque hemorragias, infecciones o daños en algún vaso sanguíneo, vejiga o intestino.

Falsas expectativas. Aunque las tasas de éxito son esperanzadoras, la realidad es que no existen garantías con los procesos de reproducción asistida, especialmente en mujeres mayores de 40 años, que pueden sufrir un aborto espontáneo debido al proceso de declive hormonal de su organismo.

* Cabe señalar que ninguna investigación ha encontrado un riesgo de defectos de nacimiento asociados a este proceso.

 

¿Me volverán loca las hormonas que voy a tener que tomar?

No te volverán loca, pero pueden provocar síntomas similares a los del llamado síndrome premenstrual, que causa hinchazón, cambios de humor y dolor de barriga. Tal vez, durante el proceso experimentes sensaciones complejas, como cuando tienes la menstruación, sobre todo si anhelas mucho la llegada de un bebé.

Un gran viaje esta por comenzar

1.- Agenda tu cita

2.- Platica con nuestro especialista

3.- Prepara tus estudios

4.- Asiste a tu consulta

5.- Comienza tu plan de tratamiento

    Tratamiento de interés:





    Agenda tu cita: (664) 454 0568

    Quiero que me
    llamen ahora